Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Oct 12, 2011 / 00:00
Efemérides del periodismo mexicano: Rodrigo de Llano
Rodrigo de Llano, director general de Excélsior, escribió el 12 de octubre de 1956 el articulo “Olivera, el dictador asceta de Portugal”, en el cual subrayó que “Olivera Salazar es la contrafigura de todos los dictadores descritos por la Historia y concebidos por nosotros. Es, en realidad, un monje con traje de civil. Lleva treinta años como jefe de Gobierno. Su dictadura es suave y discreta, muy idstinta a la que rigen en los países de América Latina”.

Nacido el 5 de abril de 1890 en Monterrey, N. L., tenia dieciséis años cuando publicó su primer artículo en el diario Monterrey News, el 15 de marzo de 1906. “Desde entonces-dice Roque Armando sosa Ferreyro en su libro Huellas en el tiempo. Reportajes y crónicas de Rodrigo de Llano (1976) –definió la vocación de servir a sus semejantes y luchar por la verdad, la justicia, los derechos humanos y las libertades todas, como lo hizo hasta el final de su existenica”.

De Llano trabajo en los diarios capitalinos El País y El Imparcial (1907), donde fue jefe de redacción. Edito el semanario El Heraldo en Nueva York (1914-1917). En 1917 fue nombrado corresponsal en Washington del diario Excélsior, el que condujo de 1924 a 1929, antes de ocupar formalmente el puesto de director generl (1931-1963). En 1943 recibió la Medalla Maria Moors cabot, de la Universidad de Columbia.

Salvador Loredo Torres dice en Algunos apuntes sobre la vida de Escélsior que De Llano “fue maestro de periodistas” y desempeño el cargo de director general “con honestidad y sabiduría”. Bajo su administración nacieron las dos ediciones de ¿Ultimas Noticas de Excélsior. Así como se consolidaron Revista de Revistas, Jueves de Excélsior y el Magazine de Policía, que fue fundado en 1940.
Rodrillo de Llano, “Nada menos y nada más que un periodista”, murió el 31 de enero de 1963 en la Ciudad de México. Escribio Sosa Ferreyr en la introducción de Huellas en el tiempo

Hizo muchos amigos, sin tener jamás la enemistad de nadie. Fue sordo al canto de las sirenas y no uso la tribuna del periódico fue el blasón de su conducta, penacho luminoso que elevó con categoría indiscutible el nombre de Rodrigo de Llano al nivel de los más ilustres periodistas contemporáneos, sus pares en México y en el extranjero. Por ello hizo opinión y tuvo y retuvo la confianza del público.


CD

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio