Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Sep 26, 2020 / 06:16
Síndrome de la cola fría en perros - Causas, síntomas y tratamiento
Síndrome de la cola fría en perros - Causas, síntomas y tratamiento
Asociamos a los perros con diferentes imágenes y quizás la más típica de todas ellas sea la del movimiento de su cola, que, además, erróneamente interpretamos como un signo de alegría. Pero, en ocasiones, sobre todo en determinados perros, este movimiento tan característico se detiene. Es lo que sucede en el síndrome de la cola fría en perros.

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos a qué se debe este síndrome, en qué consiste y, lo que es más importante, cuál es su tratamiento y cómo podemos evitarlo.

¿Qué es el síndrome de la cola fría en perros?

El síndrome de la cola fría también se conoce con el nombre más técnico de miopatía coccígea aguda o, en inglés, Limber tail. Se trata de una patología, en concreto una miopatía, que afecta a las fibras musculares de la cola. Estas fibras aparecerán dañadas y atrofiadas tras una hiperextensión seguida de una reducción del flujo sanguíneo de la zona. La temperatura de la cola desciende unos 2-3 ºC con respecto a la del resto del cuerpo.

Se considera que este síndrome surge cuando se dan ciertas causas combinadas con una base genética. Esto quiere decir que el síndrome de la cola fría lo puede sufrir cualquier perro, pero es mucho más habitual en determinadas razas por sus características distintivas.


Causas del síndrome de la cola fría en perros
La cola fría se relaciona sobre todo con perros de trabajo o de caza. Son razas como los pointer, los labrador, los beagle o los setter. La explicación está en que las causas que se relacionan con la aparición de este síndrome es más habitual encontrarlas en este tipo de perros. Son las siguientes:

Los baños en aguas muy calientes o, sobre todo, muy frías.
La realización de actividad física muy intensa, sobre todo si el perro no está en su mejor condición o no se le ha preparado convenientemente.
La permanencia en un espacio cerrado sin salir durante un tiempo prolongado, sobre todo en recintos pequeños como jaulas o transportines en los que el perro no tiene la posibilidad de estirarse con comodidad.
Los ambientes con un elevado grado de frío y de humedad.
Los lugares de altura elevada sobre el nivel del mar.
Las sacudidas repetidas de la cola con excesiva fuerza.
En cualquier caso, la natación en agua fría se considera la causa más habitual.


Síntomas del síndrome de la cola fría en perros
El signo característico de la cola fría es bien visible, ya que se trata de la flacidez de la cola, que aparece colgate. El perro no es capaz ni de levantarla ni de moverla, por ello es habitual observar que el perro no levanta la cola y le duele o presenta la cola hacia abajo. La base suele estar rígida en los primeros centímetros y es habitual que el perro manifieste dolor si intentamos manipularla. Además, el perro puede estar aletargado y lamer o mordisquear la cola anormalmente. Esto puede llegar a causar algunas heridas. Todos estos síntomas tienen una duración variable que va desde unas horas hasta los 10 días, siendo más normal que se mantengan unos tres días de media.

En base a esta sintomatología y al historial del perro, el veterinario puede llegar al diagnóstico de este síndrome. Además, pueden hacerse análisis de sangre, radiografías o pruebas mucho más específicas como la resonancia magnética, la electromiografía o la tomografía computerizada. Estas pruebas están orientadas a descartar otras patologías en los casos dudosos.


Tratamiento para el síndrome de la cola fría en perros
Tras el diagnóstico, el tratamiento es sencillo y se basa tan solo en dos pilares, que son el reposo y la analgesia para evitar al máximo el dolor del perro y el consiguiente estrés que este le supone. El veterinario es el único profesional capacitado para recetarnos los fármacos adecuados, así como su dosificación y la pauta de administración.

En los perros en los que no se aprecie dolor puede prescindirse de la analgesia, pero es recomendable aplicar calor o frío sobre la cola, según nos indique el veterinario, y, por supuesto, mantener el reposo para ayudar a la recuperación de la musculatura que se ha sobrecargado. El reposo incluye dejar al perro tranquilo para que no se excite al punto de necesitar mover la cola para expresarlo.

Es cierto que el síndrome de la cola fría en perros es una patología autolimitante, es decir, va a resolverse sola en cuestión de horas o de días, pero ayudamos a su mejoría con el reposo y, si se necesitan, los analgésicos. En cualquier caso, conviene que siempre consultemos con el veterinario, pues hay que confirmar el diagnóstico, ya que podríamos estar ante otras patologías que cursan con signos similares, como traumatismos o fracturas en la cola, prostatitis, impactación de las glándulas anales, problemas en los discos intervertebrales, etc. Por ello, si observas otros síntomas o notas que tu perro tiene la cola hinchada, no dudes en acudir al veterinario.

Es una patología curable, pero es habitual que se repita. Para impedirlo la mejor opción es revisar sus causas y evitarlas todo lo posible. Por ejemplo, no permitas que el perro se sumerja en aguas heladas ni le dejes realizar una actividad física extenuante sin la preparación ni los descansos necesarios. Tampoco lo mantengas en jaulas o transportines de forma habitual.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de la cola fría en perros - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

ExpertoAnimal.com

CD/YC

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio