Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Mar 26, 2020 / 06:19
Sí, el Covid-19 impulsará la próxima gran ola de innovación
Sí, el Covid-19 impulsará la próxima gran ola de innovación
Las crisis, como las recesiones económicas y las pandemias, cambian la trayectoria de gobiernos, economías y empresas, alterando el curso de la historia. La Peste Negra en la década de 1300 rompió el sistema feudal arraigado en Europa y lo reemplazó con el contrato de trabajo más moderno. Apenas tres siglos después, una profunda recesión económica, gracias a la Guerra de los Cien Años entre Inglaterra y Francia, inició un importante impulso de innovación que mejoró radicalmente la productividad agrícola.

Avancemos rápidamente a tiempos más recientes: la pandemia de SARS de 2002-2004 catalizó el crecimiento meteórico de una compañía de comercio electrónico entonces pequeña llamada Alibaba y ayudó a establecerla a la vanguardia del comercio minorista en Asia. Este crecimiento fue impulsado por la ansiedad subyacente en torno al viaje y el contacto humano, similar a lo que vemos hoy con Covid-19. Las crisis financieras de 2008 también produjeron sus propios efectos secundarios disruptivos. Airbnb y Uber se dispararon en popularidad en todo el oeste, ya que las crisis de alto riesgo significaron menores ahorros e ingresos para las masas, lo que obligó a las personas a compartir activos en forma de habitaciones libres y viajes en automóvil para cubrir el déficit.



Al doblar esta tendencia, los modelos de negocios de videojuegos también cambiaron rápidamente, con 2011 viendo el surgimiento del modelo de negocios free-to-play, gracias a Nexon en Asia y King en el oeste.

Con el Covid-19 ya estamos viendo señales tempranas de un cambio en el comportamiento de los consumidores y las empresas. Las empresas tecnológicas y no tecnológicas están alentando el trabajo remoto, la rentabilidad de las aerolíneas se ve afectada por la baja ocupación de los asientos, las cadenas de suministro se ven interrumpidas en todo el mundo y las tiendas minoristas se están quedando sin ibuprofeno y papel higiénico en masa. Algunos de estos cambios son respuestas directas a corto plazo a las crisis y volverán a niveles normales una vez que se contenga el Covid-19. Sin embargo, algunos de estos cambios continuarán, creando una interrupción digital a largo plazo que dará forma a las empresas en las próximas décadas.

Las tres dimensiones del impacto

Las pandemias tienen un impacto directo en las dimensiones biológicas, psicológicas y económicas del mundo. Su intensidad varía según la tasa de mortalidad y morbilidad del patógeno en cuestión, así como el tiempo que tarda en propagarse.

Para el Covid-19 el impacto biológico se ha intensificado rápidamente y ha sido más duro para los ancianos. El impacto psicológico se puede observar en los mercados bursátiles de todo el mundo: los inversionistas desconfían del futuro ya que la información sobre la propagación del Covid-19 y su impacto en la productividad global es, en el mejor de los casos, incompleta y, en el peor, incorrecta. La población mundial también se enfrenta a un impacto psicológico, con baja moral y un mayor aislamiento, ya que el contacto humano y la libertad de viajar se reducen considerablemente. Por último, pero definitivamente no menos importante, el impacto económico ha sido significativo. A corto plazo, el suministro de varios productos esenciales se ha visto interrumpido y la demanda de diversos productos y servicios se ha reducido. Si esto continúa, el Covid-19 podría afectar negativamente al PIB mundial.

Para saber más: Lo logramos: El precio del papel higiénico sube hasta 400% en el mundo
La innovación a largo plazo y los cambios en las tendencias se producirán a medida que los consumidores y las empresas intenten seriamente normalizar el impacto en las dimensiones psicológicas y económicas, siempre que se alcance la contención y se resuelva el impacto biológico.

Estudiar más de 50 startups que se ampliaron en torno a los tiempos de crisis mundiales a través de la lente de este marco despeja la niebla. Para comenzar, una recesión generalmente provoca una aceleración en el cambio del modelo de negocio, reduciendo los costos de servicio y los precios. Por otro lado, las pandemias tienden a permitir categorías de negocios completamente nuevas. También queda bastante claro que tanto las pandemias como las recesiones son aceleradores de la innovación en lugar de ser causas directas de la misma. Es decir, estas nuevas empresas e ideas de negocios ya existían, pero ganaron popularidad a un ritmo más rápido gracias a cierto evento de crisis. Con estos aprendizajes y marcos en mente, a continuación se presentan tres macroinnovaciones que podemos esperar que se mantengan después del Covid-19.

1. Las cadenas de suministro se fusionarán en ecosistemas resilientes

Las cadenas de suministro mundiales se han orientado durante mucho tiempo para mantener la calidad relativamente constante mientras se reducen los costos en cada paso. Esto ha resultado en un riesgo de concentración significativo en términos de geografías y proveedores para la mayoría de las empresas. Por ejemplo, la reducción de China debido a Covid-19 y la creación de un impacto en el suministro que estamos viendo hoy ha puesto de manifiesto la falta de resistencia en este enfoque. Existe una gran necesidad de un suministro de componentes más distribuido, coordinado y rastreable en múltiples geografías y proveedores, manteniendo al mismo tiempo economías de escala. Esto requeriría la creación de plataformas globales que utilicen tecnologías sofisticadas como 5G, robótica, IoT y blockchain para ayudar a vincular múltiples compradores con múltiples proveedores de manera confiable a través de una "malla" de cadenas de suministro. Esto también tendrá un impacto negativo en la adopción de autos autónomos y drones de entrega, ya que la demanda de logística de comercio electrónico superará con creces la cantidad de conductores necesarios para cumplirlos. Es probable que los sospechosos habituales de la plataforma B2B, como Amazon y Alibaba, den un paso adelante y compitan por la propiedad de este ecosistema de cadena de suministro más sofisticado en la próxima década.

2. Las burocracias digitales se convertirán en la corriente principal

La irrupción del Covid-19 ha provocado que las burocracias gubernamentales entren en acción más rápido que nunca. China rompió récords al construir un hospital en solo 10 días en Wuhan. Corea del Sur realizó pruebas rápidas de más de 200,000 de sus ciudadanos y usó teléfonos inteligentes para etiquetar el movimiento de los infectados, alertando a los no infectados de esos movimientos a través de actualizaciones en tiempo real. Todos estos esfuerzos, así como la transparencia del impacto biológico, podrían haberse mejorado si hubiera más ciudades inteligentes en el mundo. Según el último estudio de la Universidad de Glasgow, solo 27 de las 5,500 ciudades de gran tamaño se consideran líderes en esta área. A medida que los gobiernos aprendan de la experiencia Covid-19, cambiará la inversión a favor de las ciudades inteligentes, ya que sería fundamental contar con ellas para gestionar mejor el próximo evento de cisne negro. Los jugadores clave que se beneficiarían de este cambio en los engranajes serían gobiernos inteligentes, compañías enfocadas como Cisco, Microsoft y Siemens, así como nuevas empresas de ciudades digitales.


3. Se brindará apoyo en salud mental a escala (digitalmente)

Es sencillo predecir que el Covid-19 será un acelerador para el trabajo remoto y la educación en línea. Lo que es más difícil de entender es lo que sucederá una vez que la mayoría de la fuerza laboral del conocimiento necesite trabajar en conjunto de manera remota e indefinida. Es probable que este cambio afecte la moral, la productividad y la salud mental de los trabajadores de todo el mundo y las empresas deben prepararse para ello. Para las compañías que buscan agregar el toque humano digitalmente a su lugar de trabajo, las opciones son limitadas hoy en día: Humu, una startup del ex jefe de recursos humanos de Google, Laszlo Bock, está en una posición privilegiada para capitalizar esto. Un puñado de otras empresas tecnológicas, como Github y Automattic, que se ejecutan principalmente en un modelo de colaboración remota, también pueden optar por productivizar sus conocimientos y capacidades para ayudar a otras empresas a hacer frente. Para las personas que trabajan de forma remota, las cosas se ven mucho mejor. Varias nuevas empresas de salud mental, como Braive y Moment Pebble, pueden duplicar la resolución del problema del aislamiento, mientras que las aplicaciones de redes empresariales como Ripple pueden ayudar a resolver los desafíos de mentoría y desarrollo que conlleva ser un trabajador remoto.

Un mundo post-coronavirus

El Covid-19 es un shock terrible para la economía global, así como para las miles de personas y familias a las que ha afectado. Las empresas a corto plazo deben garantizar que la salud y la seguridad de sus trabajadores, socios y proveedores sean lo primero. A largo plazo, Covid-19 ha cambiado irrevocablemente la forma en que las empresas competirán en la próxima década. Las empresas que eligen capitalizar estos cambios subyacentes tendrán éxito y las que no se verán afectadas.

Entrepreneur.com

CD/YC

Notas Relacionadas:

4 nuevos tipos de liderazgo, ¿qué clase de líder eres?
“Con patrullas y equipo, reforzamos seguridad de sanandrescanos”: Tavo Pérez
El rol del líder, ¿Experto en generar o en matar el compromiso?

EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio