Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Ene 14, 2020 / 08:21
Calambres / Esaú Valencia Heredia 14/01/2020
Calambres / Esaú Valencia Heredia 14/01/2020
* Aumentan problemas de ansiedad
La seguridad del dinero de los cuentahabientes en las sucursales bancarias ha resultado bastante vulnerable debido a que la delincuencia ha permeado a dichas instituciones. Si bien no se puede generalizar y decir que todos los empleados de la banca son corruptos, sí es un hecho que algunos están coludidos con los delincuentes.

Un hecho reciente se suscitó en Boca del Río hasta donde el alcalde, Humberto Alonso Morelli, a pregunta expresa respondió que el reciente caso del asalto a un cuentahabiente que lo despojaron de 76 mil pesos al salir de una sucursal bancaria se encuentra en manos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Fue uno de los temas que se abordó en la última mesa de seguridad con autoridades estatales y federales.

El ayuntamiento de Boca del Río exigirá que las instituciones bancarias refuercen sus medidas de seguridad interna.

En la ciudad de México un diputado de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, fue asaltado luego de retirar dinero de una sucursal de BBVA, ubicada en un centro comercial en Azcapotzalco.

Y si realmente los trabajadores bancarios no están coludidos con los asaltantes entonces como es que saben quién sale con fuertes cantidades.

En los bancos entra y sale mucha gente, como es que van directo con los llevan dinero si no permiten a los usuarios hacer uso de teléfonos móviles.

Cuando alguien va a retirar fuerte cantidad de dinero dicen que mejor hay que ir en las mañanas para ganarle a los “ladrones” ya que no son madrugadores.

Otros optan por hacerse acompañar de amigos y familiares. Echan montón y dispersan el dinero. Se reparten el dinero para que en caso de ser sorprendidos no se lleven todo.

Hay un programa de “acompañamiento”, pero muchos dudan, dicen que los propios policías pueden ser cómplices o que digan a donde llevaron al cuentahabiente para que hasta allá vayan los asaltantes.

El caso es que hay mucha desconfianza para ir a retirar fuertes cantidades de dinero.

Hasta cuando parara ese problema. Cada día aumentan los asaltos a cuentahabientes y en quincenas hay más actividad de las personas que andan tras los clientes que van a sacar para la raya.


***Abusados. Empezó a circular en redes sociales y grupos de WhatsApp el siguiente texto: Nueva forma de extorsión. Te llaman diciéndote que son de la Policía Federal y que recibieron una llamada de tu número telefónico para pedir auxilio sobre una balacera que hubo, de las tantas que están pasando. Si tú contestas que no, que de ese número no se ha hecho ninguna llamada, ellos te dicen que entonces es un problema porque alguien está haciendo mal uso de tu número de teléfono, ya que está registrado tu número telefónico y que no puedes colgar porque de lo contrario te van a buscar. Comienzan a persuadirte, a preguntar tu nombre, a qué te dedicas y tu dirección. Lógicamente, si no quieres problemas con la Policía Federal les vas a dar los datos que te piden. Ya que les diste los datos te informan que ellos pertenecen a un grupo de narcotraficantes y que te van a buscar si no les haces un depósito o que van a ir a tu casa, ya les diste tu dirección y tienen tu teléfono y tu nombre. Difundan por favor podría ayudar a muchos. Difundan entre familiares y amigos. Más vele prevenir.


***Derivado de los problemas familiares aunado a los económicos y la incertidumbre laboral cada día son más los problemas de estrés entre los mexicanos. Las deudas, como enfrentar la “cuesta de enero”, provoca una crisis emocional. Ante esta situación la angustia es un afecto, un estado de afectación intensa. Cuando tenemos angustia, todo nuestro organismo lo percibe. Puede tener una repercusión orgánica: el corazón se acelera, hay una sensación de presión en el pecho, la respiración se entrecorta, hay temblores, etc., y una repercusión psíquica: tememos lo peor, estamos en alerta, pensamos en el futuro de manera catastrófica. Cuando los síntomas están confinados a la esfera psíquica, lo llamamos ansiedad. La ansiedad es querer saber del futuro antes de hacerlo, y cuando afecta al cuerpo, lo denominamos angustia.

De acuerdo con especialistas en la materia cuando pensamos en la angustia, solemos hacerlo como algo negativo, sin embargo, la angustia también tiene su función protectora, es un miedo que nos advierte del peligro. Pero, ¿cuándo el peligro es interior, es un peligro fantaseado, irreal? Entonces la angustia pasa de ser protectora, a ser padecimiento. A veces, uno está tan acostumbrado a los síntomas que ni considera que se puede vivir de otra manera. Hay personas que se preocupan por todo excesivamente, están siempre apresuradas, inquietas, nerviosas, temiendo el futuro, creyéndose incapaces de conseguir sus objetivos. Muchas personas dicen: yo soy así, esa es mi personalidad. Pero nadie es así, si no que está así. Es la enfermedad la que le hace estar así. En este caso, la angustia o la ansiedad. Y si tratamos este padecimiento, podremos vivir más felices y acercarnos más a la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ese estado de completo bienestar físico, psíquico y social y no solamente la ausencia de enfermedad. Tenemos derecho a conquistar la salud, a vivir lo mejor que nos sea posible.

La ansiedad y la angustia son algunos de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas médicas. Quién no ha dicho alguna vez la frase: “estoy estresado”. Pero habitualmente, detectamos esos estresores o factores que nos estresan: por ejemplo, frente a la primera vez que vamos a hacer una nueva actividad, frente a un nuevo reto laboral, el nacimiento de un hijo, una oposición o un examen. Son hechos puntuales y la angustia un efecto normal que acompaña a esas situaciones. Pero imagínense estar angustiado la mayor parte del día y sin poder determinar el porqué. Eso les pasa a los pacientes que padecen un trastorno de ansiedad generalizado.

REFLEXIÓN: Hay veces en que la fortuna, que es una diosa, se junta con la generosidad, que es una virtud: Luis Fernando Lara.

CD/YC

Notas Relacionadas:

Calambres / Esaú Valencia Heredia 17/01/2020
Calambres / Esaú Valencia Heredia 16/01/2020
Calambres / Esaú Valencia Heredia 15/01/2020

EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio