Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Oct 9, 2019 / 10:19
El Museo Soumaya inaugura la muestra 20 siglos de arte en México
El Museo Soumaya inaugura la muestra 20 siglos de arte en México
El Museo Soumaya presenta la exposición 20 siglos de arte en México, la cual transita por distintos escenarios y símbolos de la identidad mexicana, a partir de las culturas mesoamericanas, hasta las vanguardias del siglo XX. La muestra reúne mil 521 objetos, entre piezas prehispánicas del occidente de México, documentos cartesianos de Hernán Cortés, la Protesta de la fe y renovación de votos de Sor Juana Inés de la Cruz, las primeras monedas acuñadas en nuestro país, fotografías y cuadros de Alfredo Ramos Martínez, Rufino Tamayo, Roberto Montenegro y Francisco Toledo, entre otros.

El total de piezas que se presenta en la exposición hace alusión al año en que se consumó la Conquista de México, señaló Alfonso Miranda Márquez, director del museo. “Es un momento de reconciliación entre las distintas venas que nos constituyen y, al mismo tiempo en diálogo, juegos de espejo, la posibilidad de transitar de un estilo artístico a otro, de la sensibilidad en un momento determinado, al nuestro. Un ir y venir de conceptos, raíces; tender puentes de entendimientos entre discursos de nación”.

20 siglos de arte en México se despliega a través de siete temas fundacionales: el paisaje mexicano; la patria en documentos históricos y cromos de antaño; el Barroco; los metales que forjaron estas tierras; la muerte que abrazamos en folclor; los rostros que miran desde el pasado; así como Modernidad y Vanguardia.

“Estamos en esta tendencia de no mostrar un discurso curatorial cronológico, sino buscando nuevas experiencias con los propios visitantes, en los cuales cada obra sea protagonista y, a partir de esas mismas correlaciones y correlatos entre las obras, podamos hablar de asuntos fundacionales de México”.

Uno de ellos es el paisaje, explicó, nuestro escenario común, compartido, ya sea por una mirada extranjera de los artistas que viajaron a finales del siglo XVIII o XIX. Además, de que sembraron una semilla para, desde la academia de San Carlos, fundar nuestra gran cátedra de paisaje y, a partir de ahí, la revolución plástica. “Es interesante que tópicos nacionales como nuestros volcanes, nos den la bienvenida y exista esta relación”.

La patria en documentos históricos reúne la Cédula Real sobre la no edificación de monasterios sin la licencia del virrey, firmada por Carlos V en 1538; la Protesta de la fe y renovación de los votos religiosos que hizo y dejó escrita con su sangre la madre Sor Juana Inés de la Cruz en 1965; la Misiva que da la explicación de evitar el ataque a la Ciudad de México el 13 de noviembre de 1810, firmada por Ignacio López Rayón y Miguel Hidalgo y Costilla; una copia del testamento de Leona Vicario, fechado en 1839; así como el Manifiesto al mundo de Agustín de Iturbide del 23 de octubre de 1823; entre otros.

En el tercer tema fundacional de la exposición, se retoma el Barroco, más que como un género artístico, como una parte del ser mexicano. “Es parte del estilo artístico que se desarrolló en el siglo XVII y parte del XVIII, que tocó otros puntos de nuestra identidad como la comida o las fiestas”. De esta manera, encontramos desde los pinceles más representativos como Cristóbal de Villalpando, hasta la virgen de Guadalupe, “expresión divina que va a constituir uno de los elementos identitarios novohispanos que dan pie al patriotismo criollo”, explicó la curadora Calorina García.

Como parte de la temática: “Los metales que forjaron estas tierras”, se hace alusión al arte plumario, contenido en las conchas con escudos que intercambiaban en la cultura mesoamericana; y se exhiben: 691 monedas, 122 billetes y 29 medallas. Las piezas abarcan desde las primeras acuñaciones en México, las monedas Carlos y Juana, así como las macuquinas en oro, hasta las monedas del segundo imperio mexicano y los billetes fabricados por American Bank Note Company hasta 1963.

Por otra parte, se exhiben obras donde la muerte es representada y resignificada, tal es el caso de las pinturas Alma en pecado mortal de 1750-1800, Niña viva, niña muerta de David Alfaro Siqueiros y el Retrato de gemelos muertos en un petate de 1925. ”México no se ríe de la muerte, se ríe por nerviosismo, sobrecogimiento, temor o terror, y es, al mismo tiempo, uno de los grandes géneros artísticos. Lo vemos en nuestros altares y ofertas de todo México”, puntualizó Alfonso Miranda Márquez.

Como parte de los rostros que miran desde el pasado se exponen los tres principales rumbos que tomó el género de retrato en México a partir del siglo XVII: el académico, el psicológico y los del siglo XX. Éstos dan cuenta de la riqueza cultural y multirracial de América; además, se pueden observar los primeros ejemplos de unas reglas convencionales de representación que dan cuenta de lo que son las costumbres de la época, señaló la curadora Francesca Conti.

Finalmente, Alfonso Miranda Márquez, señaló que los murales de Gerardo Murillo, Dr. Atl y Diego Rivera, entre otros, representan “la revalorización de nuestro gran arte, en el que también están presentes el maestro David Alfaro Siqueiros y Orozco; sin embargo, también es importante saber qué pasaba con ese capítulo estético posterior, con artistas de la ruptura como Marysole Wörner Baz, en diálogo con Tamayo y su maestro, Francisco Toledo”.

Agencias




Notas Relacionadas:

Atribuye SS casos de dengue a falta de cultura, no de recursos
Educación y cultura, fundamentales: Polo Deschamps
Recortes en cultura, ciencia y salud son peligrosos: Vicente Rojo

EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio