Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
En la mira
Edel, podrido, desde Fidel, Duarte y... Yunes
Silverio Quevedo Elox
Oct 12, 2019 / 08:19
El ex gobernador Miguel Angel Yunes Linares, quien parece que ve la lumbre cerca, no se pudo contener y en el remate de todo la verborrea política que lanzó en su ardoroso manifiesto de 740 palabras, fechado en Boca del Río, su presumido bastión electoral por años, dio el cerrojazo en contra de quien fuera su principal aliado, compinche en sus intereses, lacayo incondicional, el actual presidente del Tribunal Superior de Justica, Edel Alvarez Peña.

Aún con las reservas propias de sus calificativos pues aquí cabe la inequívoca conjetura de que en política todo puede suceder, -difícilmente puede ser real un rompimiento que presupone millones de pesos en juego-, y como lo establece el adagio de los abogados, suponiendo sin conceder, el panista Yunes Linares dio la nota al final de su texto difundido ayer apenas minutos después de que había trascendido la captura de uno de sus colaboradores en el bienio en el que gobernó Veracruz.

A Edel, le dijo: Estás podrido. Huele mal!, y antes, en su misiva, le espetó: No puede esperarse menos cuando el Presidente del Tribunal Superior de Justicia se ha puesto de rodillas frente al Ejecutivo en el afán de lograr su reelección.

Sorprende que en su arrebatada carta, Yunes Linares expresara lo siguiente:

- Es una enorme vergüenza que el Poder Judicial del Estado se preste a perseguir a personas inocentes con “argumentos “ que no resistirán un amparo ante la justicia federal.

Y efectivamente, es una enorme verguenza, como lo fue en su tiempo, no sólo durante su administración de dos años, sino desde antes, cuando el mismo Edel Alvarez ha traicionado a todos los gobernadores que ha tenido enfrente. Fidel Herrera, Javier Duarte. Pasando de un color a otro, de un cargo a otro, de un servilismo al Ejecutivo en turno.

Y ahora le tocó traicionar, si es que la verdad impera, al propio Yunes. Es a quién le tocó entonces, beber de su propio chocolate, porque efectivamente es Edel con su aparato judicial al que le correspondió liberar las órdenes de aprehensión que ahora tanto cuestiona Yunes, y que fue – lo hemos consignado en este espacio- exactamente igual, en forma y fondo, como procedió contra sus antecesores.

En su misiva expresa:

“Es claro que la decisión de proceder en contra de quienes administraron esos recursos forma parte de la estrategia cada día más obvia de devolver a la banda que tuvo en sus manos el Gobierno de Veracruz recursos y bienes que con gran esfuerzo logramos recuperar para bien de los veracruzanos.

Queda también muy claro que estas acciones tienen como objetivo desviar la atención pública de los graves problemas de salud, inseguridad, corrupción, e ingobernabilidad que vive Veracruz”.

Pero esas mismas cajas chinas fueron las que predominaron en el inicio de su administración, pretendiéndose ungirse ante la opinión como el Robin Hood veracruzano. Por eso quizá, desde su encierro, desde el frío de su celda a donde llegó por las denuncias impulsadas por el propio Yunes, Javier Duarte festinó y lanzó una serie de frases vía twitter, apenas se enteró de la versión de su acérrimo enemigo:

“Respuesta a la carta de #Yunes: 1. Tú y tus secuaces AÚN no son detenidos por desvío de recursos, sin embargo las denuncias presentadas por los órganos fiscalizadores ahí están y seguramente van a proceder. #NiPerdónNiOlvido #Veracruz.

2. Ahora lloras como el cobarde que eres cuando tú cometiste los más aberrantes abusos contra mujeres y niños indefensos cuando tuviste el poder, existen recomendaciones de la @CEDHVeracruz que confirman lo anterior.”

De esta forma, Yunes se hizo presente ayer, tras su prolongado oscurantismo. Con su reacción mediática, más bien de redes sociales, que inició así:

“He mantenido durante estos meses un silencio prudente; creo que es la mejor contribución a que Veracruz encuentre un rumbo positivo.

Decidí no responder infamias ni mentiras, muchas de éstas impulsadas desde el propio gobierno.

Sin embargo, lo sucedido el día de hoy es una atrocidad que me obliga a dar mi opinión en defensa de personas que colaboraron en mi gobierno y lo hicieron con honestidad y eficiencia.”

Nadie cree sin embargo, que la defensa de un Yunes hacia sus ex colaboradores sea real. Sino que pareciera querer defenderse a sí mismo ante la inevitable lumbre que lo cerca.

CD/YC

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio