Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Línea Política
Y... ganó Chendo
Agustín Contreras Stein
Sep 9, 2019 / 20:23
EL YUNISMO se vino abajo.

Nos referimos al grupo político perfectamente bien identificado que se refugia en la zona costera de Boca del Río.

Se va, por lo pronto, toda una generación que creció escandalosamente a raíz de que su líder, Miguel Ángel Yunes Linares, aprovechó la debilidad política del PRI, atacando permanentemente a uno de sus más destacados representantes en el Estado de Veracruz, como fue el caso del ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Con una columna política, supuestamente escrita por él, el ex Gobernador priista, se adelantó a los resultados de la elección panista, dando por hecho que el grupo yunista de Boca del Río, caería estrepitosamente frente a Rosendo Guzmán Avilés.

Y así fue, pues el famoso Pepe Mancha, quedó fuera de la posibilidad de reafirmarse en el liderazgo panista y por lo tanto, fuera también del manejo político de esta partido, sobre todo, para las próximas elecciones intermedias.

El Jefe político del grupo yunista, prácticamente se ha quedado solo. Recientemente, su alfil en la Fiscalía General del Estado, fue corrido de sus oficinas y aunque el procedimiento haya sido un poco difícil de entender, la razón que impulsó a los morenistas, era debilitar políticamente al máximo a un hombre que había osado ofender a la autoridad nacional de este momento político del país.

Decíamos hace poco, que las facturas comenzaban a cobrarse por parte del gobierno actual y todo parece que así era, pues hasta estos momentos, todo ha estado saliendo bien para el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, para poder responderle a su también Jefe político, el Presidente de la República.

Desde la derrota del panismo, independientemente de la que también sufrió el PRI, quedaban los pendientes donde se dijo que el Presidente, estaba dispuesto a perdonar, pero acaso, olvidar las ofensas, nunca.

Y es que lo de “Viejo guango”, ahora se podría traducir en político inteligente, que paso a paso, fue arrebatando el terreno que le pertenecía y tratando, por todos los medios, aunque éstos no se manifestaran públicamente, tomar el mando total de Veracruz.

Por eso, en su reciente visita, quedó claro que el Presidente, no tenía necesidad de venir a tierras veracruzanas, en razón de sus funciones presidenciales, sino a dar el manotazo político con la orden de destituir al Fiscal, fuera como fuera. Por eso las prisas y el supuesto golpe de Estado, pues parecía que era la manera más rápida y hasta cierto punto, concreta para dar paso a las necesidades políticas de su proyecto en Veracruz.

Así, el Fiscal, ahora ex Fiscal, Jorge Winckler, fue arrebatado, quizá ilegalmente, pero de manera efectiva, del cargo que ostentaba, todavía con la sombra del ex Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. Ahora, el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, con el apoyo presidencial, se puede dar el lujo de tener todos los espacios a su favor y con un primer round a su favor, aunque la derrota de Pepe Mancha, podría ser el segundo que obtiene, aunque no directamente, en tan corto tiempo.

Quedan los yunistas en grave peligro de ser atraídos por la justicia, sí es que este gobierno, se decide a iniciar las investigaciones correspondientes por delitos cometidos en el gobierno bianual pasado, cuestión que se dice, está ahora en manos de la encargada de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadans.

Mientras tanto, también el reclusorio de la ciudad de México, donde se encuentra el ex gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, hay regocijo. Se desvanecen, momentáneamente, los temores de seguir enfrentando las amenazas del ex Gobernador Yunes Linares, y se retoma el camino que lo puede llevar, finalmente, a su liberación antes de cumplir su sentencia de nueve años.

Ya veremos lo que dice en la próxima columna del ex gobernador Duarte de Ochoa, escrita, seguramente por uno de los que fueron cercanos colaboradores de su gobierno, porque Duarte, tampoco quiso bien a los comunicadores, como para convertirse hoy en uno de ellos.

Por lo pronto, se desvanece el mayor peso que venía cargando en sus espaldas el Ex gobernador Duarte de Ochoa. Ya no hay tanto peligro en las acciones del yunismo. La losa se ha vuelto menos pesada.

---------------------

SE VA O SE QUEDA.

MUCHO HAY QUE pensarle, respecto de la decisión que pronto tenga que tomar el Congreso, para determinar quién de los ahora aspirantes a dirigir el ORFIS, es el bueno.

Solo hay que recordar que el todavía Auditor General de este organismo, está dentro de la aprobación de los legisladores, al mantenerse vivo en las posibilidades de seguir haciendo su trabajo en la institución fiscalizadora de los recursos económicos que se manejan en los diversos entes que tienen esta responsabilidad.

No hay que perderlo de vista, porque, independientemente de los demás, que todos son aspirantes legítimos y con buenos deseos de hacer algo, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, ya sabe perfectamente bien lo que tiene en sus manos y como manejarlo en el futuro donde se necesitará de la experiencia para sacar adelante los compromisos que se tienen dentro del Congreso.

Por eso, quizá, los diputados lo siguen apapachando dentro del grupo que está compitiendo, pues no se atreven a desechar, de pronto, a quien tiene un gran camino recorrido en esta instancia, además de conocer, al derecho y al revés, todos los vericuetos de este quehacer.

No será, pues, ninguna sorpresa que el Congreso, se anime a dejarlo otro periodo más para consolidar los esfuerzos que se han hecho en este organismo para fortalecerlo en sus importantes funciones.

---------------------

NO TODO PUEDE SER CIERTO.

NO TODO LO QUE se manejó en la columna, recientemente publicada, por el ex Gobernador Duarte de Ochoa, es cierto.

La mención que hace en contra del dirigente estatal del PRI, Marlon Ramírez, de ser, prácticamente, un empleado de Miguel Ángel Yunes Linares, tan solo por haber sido parte de la administración municipal de Veracruz, que tiene en sus manos uno de los hijos del ex gobernador, no es nada cierta.

Marlon Ramírez, es un político, un operador político, que llegó, en su momento a formar parte del equipo yunista, porque así se determinó en el derecho que le correspondía al propio tricolor para tener esta representación y que mejor que Marlon, conocedor de su tierra y por sus derechos políticos que tenía y tiene dentro del Partido revolucionario Institucional.

Lo que se dice en la columna referida, posiblemente, no sea de la autoría del propio ex gobernador, sino de quien la escribió.

----------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx




CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio