Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Línea Política
Acercamientos
Agustín Contreras Stein
Ago 13, 2019 / 21:32
A POCO NO, como dijeran en mi tierra, el tiempo, muchas veces, es la solución a muchos problemas y conflictos y eso es precisamente lo que parece advertirse entre dos instancias importantes en el Estado de Veracruz, como es el caso de el Poder Ejecutivo y la Fiscalía General del Estado.

Si hubo buenas intenciones, seguramente que los veracruzanos, habrán de aplaudir que el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, y el Fiscal General Jorge Winckler, hayan comenzado a limar sus asperezas y trabajar conjuntamente por la sociedad veracruzana, la cual espera que en poco tiempo se inicien las acciones en búsqueda de la paz y la tranquilidad.

Apenas, en nuestra entrega de ayer, comentábamos que era preciso que el titular del Poder Ejecutivo de Veracruz, llevara a cabo las acciones anunciadas hace algún tiempo, en el sentido de que haría, cuanto antes, los cambios que fueran necesarios para poder entrarle de lleno al trabajo en el Estado. Tales cambios no se han hecho, pero en cambio, ya hay señales, cuando menos de que quiere establecer una nueva política en la entidad, acordando, incluso, con los que aparentemente son sus enemigos para lograr resolver algunos temas, entre ellos, la seguridad del Estado.

Por eso se habla de una supuesta reconciliación entre el gobernador del Estado, y el Fiscal General. Y es que no puede ser de otra manera, pues la coordinación de acciones entre las dos instancias, es prioritaria para lo que se quiere y busca para el Estado de Veracruz.

Si esto es cierto, porque el Gobernador, ha desmentido que haya tregua, diríamos también, que ya comenzó a caerle el veinte al Gobernador veracruzano, y que por lo tanto, está en vías de ponerse las pilas, porque los jalones de orejas, desde el altiplano, seguramente que están a la orden del día, sobre todo, cuando las mediciones de las empresas encuestadoras han certificado que en Veracruz, no hay plena gobernabilidad, tampoco se generan obras de carácter social y que la mayor parte de los habitantes de esta entidad, se encuentran reflexionando sobre el voto que emitieron en pasado primero de julio del año pasado, donde han declarado, en algunos sectores de la sociedad, que se han equivocado al haber elegido a García Jiménez.

Pero nunca es tarde y el mandatario estatal tiene, todavía, la oportunidad de rectificar y de ponerse a trabajar seriamente como lo demanda el pueblo y lo exige el propio Presidente de la República, porque bien se sabe que el mandatario nacional, tiene en Veracruz, un profundo interés político, debido a que los votos que se emiten son peleados, eso sí, por diversos partidos políticos.

Por eso, la decisión de cambiar por parte del Gobernador del Estado, significará también, que los demás funcionarios que integran el gabinete estatal, dejen la grilla para otro tiempo, porque ahora, lo que se requiere es trabajo y con buenos resultados, pues si bien la mayoría de ellos todavía no se entera de lo que tienen que hacer, vale más que pregunten o se pongan a investigar, porque si dentro de poco tiempo no se ven concretar los proyectos y programas gubernamentales, se seguirá corriendo el riesgo de que tarde o temprano se vaya el Ejecutivo, y junto con él, toda una camada de morenistas improvisados que llegaron al poder, sin la menor experiencia política y administrativa.

Se hace hincapié en que tanto el Gobernador del Estado, como el Fiscal Winckler, concreten sus acuerdos y dejen de golpearse uno al otro, pues con esta guerra interna no se logrará nada y si hay acuerdo entre ellos, como decíamos al principio, los mismos gobernados, habrán de reconocerlo.

Es tiempo, pues, de que el Ejecutivo, tome las riendas del Estado, de que se encuentre mejor informado en una de las acciones de responsabilidad oficial como es la prevención de los delitos y la persecución de los responsables, es decir, donde las dependencias tomen, cada quien, el papel que les corresponde y que los únicos beneficiados sean, precisamente, los veracruzanos en general.

Ya es tiempo, de la misma manera, de que la culpa de todo la tenga Winckler, porque éste, seguramente, no ya aguanta tanta responsabilidad, pues además de investigar los delitos y perseguir a los delincuentes, tiene que atender todos los casos en los que se le involucra.

Y que conste, no es defensa, pues este columnista, ni siquiera conoce personalmente a Jorge Winckler, el culpable de todo.

--------------------

SON TRES, POR AHORA.

CARAMBA, EL DIRECTOR General de Aduanas, ex Senador de la República, ex Diputado federal y local y ex Presidente Municipal de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuill, se puede dar el lujo que quiera en materia política, pues no persigue, según sus palabras, beneficiarse con los puestos que ha tenido y que si lo necesitan va y si no, pues tampoco los anda buscando.

Y es que mucho se le ha mencionado para ser, en el futuro cercano, el candidato a la gubernatura del Estado.

Es más, como aquí lo señalamos, Ahued podría enfrentarse, sin ningún problema con candidatos tan fuertes como el mismo Pepe Yunes, o bien el ex candidato a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez.

Se medirían fuerzas, siempre dentro de la civilidad política, dos de ellos, es decir, Pepe Yunes, y el propio Ricardo Ahued Bardahuill, porque ambos son bien queridos, identificados con el pueblo y cercanos, sin duda alguna, a la gente. Ambos gozan de un enorme prestigio personal y son educados a mas no poder.

En el caso de Miguel Ángel Yunes Márquez, éste aspirante tendría que bañarse de pueblo más seguido. Darse la oportunidad de convivir con los que menos tienen y ser más accesible con el resto de los ciudadanos, entre ellos, los mismos representantes de los medios de comunicación.

Sin embargo, no se le resta su capacidad para poder estar dentro de la terna que buscará la posición más importante del Estado de Veracruz, por lo que sigue en pie la lista que se ha formulado desde ahora con la participación de tres grandes de la política estatal, es decir, Pepe Yunes, Ricardo Ahued, y el propio Miguel Ángel Yunes Márquez, a quien, por cierto, no conocemos personalmente, sino por las fotos que se difundieron en su campaña.

Por lo que corresponde a Ricardo Ahued Bardahuill, hay que considerar que es un político completo. Que no está alejado de la posibilidad de ser candidato a la gubernatura del Estado, aunque mucho se ha ventilado la improcedencia de esta aspiración por no se veracruzano, de nacimiento. Habría, pues, que ver que dicen las disposiciones electorales y sobre todo, la palabra de los veracruzanos, en general.

---------------------

ANTE POSIBLE RECONCILIACION.

DICEN QUE NUNCA es bueno comprar pleitos ajenos y esto parece estarle sucediendo al Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, luego de tomar como suyos los enfrentamientos del Gobernador del Estado, con el Fiscal General Jorge Winckler.

Y esto lo comentamos, porque ya van en camino, dicen, los buenos oficios para que cesen los conflictos entre los dos principales protagonistas de desencuentros entre el Ejecutivo Estatal, y el propio Fiscal, aunque, de última hora, el Gobernador, asegura, que no hay tal reconciliación

Pero si las cosas cambian, surge la pregunta. ¿En qué papel quedaría Cisneros Burgos, luego de que pudiera darse, por fin, acuerdos entre las dos instancias en conflicto?

Solo es pregunta, desde luego.

---------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx



CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio