Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Línea Política
Movimiento nacional
Agustín Contreras Stein
Ago 8, 2019 / 17:25
MUCHO HEMOS comentado a lo largo de los años, durante los cuales realizamos la tarea de escribir para los diversos medios de comunicación que nos publican, que uno de los grandes compromisos que han tenido los gobiernos del país, incluyendo al actual, es la atención del campo mexicano.

Es claro que hay un profundo desinterés por los campesinos, por los productores por los ganaderos y todos aquellos que se dedican a cualquier actividad relacionada con el campo mexicano.

La misma historia de México, refiere que los campesinos del país, fueron llevados a la guerra, primero, la independencia, luego, otros episodios revolucionarios y finalmente, el movimiento social de mil novecientos diez, donde los principales protagonistas de la lucha, fueron, indudablemente, hombres sacados del campo con la promesa de que al final se les dotaría de las tierras necesarias y los apoyos que fueran suficientes para cultivar los campos mexicanos.

En cierta forma, se cumplió con este objetivo de entregar la tierra a los campesinos, por lo que en estos años posteriores a la revolución, la famosa reforma agraria, repartió la tierra, pero no se cumplió con la segunda parte de procurar los apoyos para que dichas tierras florecieran y produjeran su lo suficiente para el consumo interno y desde luego para la exportación, procurando siempre, la calidad de los mismos.

A nivel político, el discurso siempre estuvo salpicado con el ofrecimiento de un cumplimiento cabal en el sentido de hacer llegar los apoyos que le hacían falta al campo mexicano, particularmente a los campesinos, pero todo se ha quedado solamente en mera palabrería, sin que a la fecha se conozca un programa o proyecto totalmente definido que saque al campo de la miseria en que vive, refiriéndonos, desde luego, a miles o millones de familias que en ocasiones no han tenido ni siquiera para comer.

Y viene a comentario nuevamente esta situación, porque ahora, nuevamente, han un movimiento nacional campesino que busca el otorgamiento de apoyos por parte del gobierno federal, y para lo cual, ya están desde el ayer jueves, en plan de lucha permanente, obstaculizando las vías de comunicación como una presión hacia las autoridades responsables en este país, para que se les cumpla con esos ofrecimientos, que no son de ahora, insistimos, sino de muchas décadas que han trascurrido.

Por lo que se sabe, el movimiento campesino que se ha iniciado, no es cualquier cosa, salvo que en determinado momento sus dirigentes sean convencidos por el gobierno de la cuarta transformación y suspendan sus actividades que ya tienen programas para obligar, por así decirlo, a que el gobierno, finalmente, les cumpla con tantas promesas que les han hecho. Como se sabe, el campo mexicano, ha sido abandonado en gran parte y sus hombres se han ido, muchos en forma definitiva, a los Estados Unidos, para poder desarrollar sus actividades, desde luego, en otra tierra que no es de ellos, pero donde se les paga bien y tienen lo suficiente para vivir dignamente, aunque en los últimos tiempos, esta situación se haya endurecido con las políticas migratorias de la actual administración federal de aquél país.

La llegada permanente de divisas, hizo que el gobierno mexicano, se olvidara por completo de este compromiso con el campo mexicano, porque los campesinos que han logrado adentrarse en los campos del país del norte, envían remesas considerables que favorecen el desinterés gubernamental por apoyar en forma definitiva al campo mexicano.

Pero, como las cosas se están dificultando para los trabajadores mexicanos, ha llegado el tiempo en que los campesinos que aún quedan en esta tierra mexicana, hayan decido presionar al gobierno mexicano, para obtener los apoyos que requieren. Se espera que este movimiento campesino logre sus objetivos, porque no es posible aplicar grandes cantidades de recursos solamente a la industria petrolera, olvidándose de otros sectores productivos como es el mismo campo mexicano.

Los ahorros de que presume el gobierno federal, deberían aplicarse, a las demandas de las gente campesina y fortalecer la economía nacional basada en la producción interna y no apostarle solamente a la producción petrolera, la cual no es, de ninguna manera transparente y ha sido motivo de históricos saqueos, quedando, como ahora, desfalcada y con grandes problemas para responder a los compromisos contraídos, los cuales descansaron se llevaron a cabo pensando en responder con la producción petrolera que ya se ha vuelto el costo más grave para el país.

---------------------

¿QUIÉN SABE MAS?

AHORA, LA MAYOR PARTE de los veracruzanos, se pregunta: ¿Quién sabe más en materia de salud y de los servicios que el Estado, presta en sus diversos hospitales de la entidad?

Porque antier, el Secretario de Salud, en la actual administración estatal, Roberto Ramos Alor, en un convivio con los empresarios locales, dio a conocer un panorama general del estado en que se encuentra la prestación de servicios en los hospitales de la entidad, reiterando, como siempre, que prácticamente, en su dependencia, le dejaron un verdadero cochinero, del que se queja desde hace ocho meses, sin que haga algo verdaderamente positivo para salir de esta situación, sobre todo, haciendo ver que tan solo en la aplicación de hemodiálisis, se ha suspendido desde hace quince días, por lo menos.

Esto no gustó al Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, quien de inmediato refutó al mencionado médico pediatra, señalando que no es cierto esto y que estos tratamientos, indispensables para muchos veracruzanos, que padecen enfermedades renales, han tenido permanentemente la prestación de este servicio.

Entonces, quién sabe más, el Gobernador del Estado, o el Secretario de Salud, porque a decir verdad, ya el pueblo veracruzano, se han confundido, de tal manera, que estarán exigiendo en poco tiempo que haya coincidencia en las declaraciones y sobre todo, que se explique esta penosa contradicción.

¿Quién es el que oculta la verdad, el gobernador Cuitláhuac, o el Secretario de Salud?.

Se dice bien, que cada pueblo tiene el gobierno que merece, pero el de Veracruz, ya dejó a los veracruzanos, golpeándose constantemente la cabeza por haber elegido a este gobierno que en realidad, no merece.

-----------------------

¿SE EQUIVOCO CARLOS?

CARLOS SALVADOR ABREU Domínguez, dirigente del movimiento denominado semillero empresarial, parece que se equivocó al haber invitado a la reunión de los empresarios locales, a funcionarios gubernamentales, especialmente, el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, que nada aportaron y que más bien confundieron a los asistentes.

Y tal confusión fue tan real, que el mismo Gobernador del Estado, como ya se ha referido, ha desmentido lo que el funcionario fue a decir ante el nutrido grupo de empresarios locales.

Abreu Domínguez, tuvo todas las buenas intenciones de poder entrar en una relación con funcionarios de esta naturaleza, principalmente, porque se trata de que los empresarios aporten, en un buen entendimiento, sus conocimientos y sobre todo, servicios al Estado, muchos de los cuales se les otorga a empresarios de otras entidades.

Seguramente, Carlos, se lamenta hoy de esta grave situación, de la que no tiene ninguna culpa, sino al contrario, se le respeta por ser uno de los personajes ampliamente conocidos y reconocidos por la sociedad, al cual apoyamos y apoyaremos siempre desde nuestra modesta actividad.

--------------------

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx




CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio