Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Línea Política
Lo mismo, pero más barato
Agustín Contreras Stein
Ago 7, 2019 / 21:25
AYER, SIN DUDA, este columnista tuvo la oportunidad de escuchar al Secretario de Salud, en la entidad veracruzana, Roberto Ramos Alor, durante un desayuno ofrecido por Semillero Empresarial, que dirige atinadamente el empresario Carlos Salvador Abreu Domínguez.

No me lo va a creer, pero aunque había otros funcionarios gubernamentales en este encuentro con algunos de los empresarios veracruzanos, el mayor tiempo, desde luego, se le concedió al funcionario, responsable de la salud en el Estado.

Durante su participación, además del autoelogio, el Doctor Ramos Alor, adoptó casi la misma forma de hablar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con los mismos ademanes y hasta en ocasiones también quiso como trabarse al hablar, haciendo la conocida pausa del mandatario nacional.

Pero lo que más lo identificó con el Jefe del Ejecutivo Nacional, fue el discurso, el de siempre, echando la culpa de todo al pasado sin tomar verdaderamente su responsabilidad. El pasado, pasado está y lo que exigen los veracruzanos, es que haya nuevos rumbos que definan los proyectos y programas que se requieren para salir adelante. Sin embargo, el Doctor Ramos Alor, sin despegarse ni un instante de su bata blanca, prefirió machacar constantemente que recibió una dependencia en condiciones desastrosas, en completo abandono, sin medicinas y con una infraestructura hecha pedazos. Solo faltó que allí dijera, además de echarle la culpa al pasado, que también, en algo o en mucho, la culpa es de Winckler.

Este es el discurso permanente del Presidente López Obrador, pero él tiene sus propias estrategias y es su forma de justificar su gobierno, que también, a estas alturas, solamente, como ya lo hemos referido en varias ocasiones, es echarle la culpa al pasado.

Ante esta constante forma de soslayar los problemas que de verdad tiene México y tiene Veracruz, los nuevos funcionarios deberían tomar al toro por los cuernos y con lo que tienen en sus manos, ponerse a trabajar, para que en cualquier momento en que tengan que reunirse con algún grupo social de la entidad, puedan explicar lo que están haciendo.

Después de echarle la culpa a los gobiernos anteriores, Ramos Alor, se dedicó, solamente a auto vanagloriarse. A contar sus propias historias de lo que ha sido, de lo que ha logrado en otros tiempos, que por cierto, fueron durante esos sexenios a los cuales hoy critica, pero que en su momento, aceptó como cualquier otro funcionario de cada administración estatal. Algunos de los asistentes a este encuentro empresarial con el Secretario de Salud, y otros funcionarios de este gobierno, coincidieron en que esta reunión, no tuvo mayor impacto, pues lo que se esperaba por todos, era conocer el panorama en materia de salud, pero no la relación de sus éxitos personales.
Lo dicho en la reunión de ayer, se insiste, entre empresarios locales y los funcionarios estatales previamente invitados, no hubo mayor interés, pues el discurso de Ramos Alor, fue lo mismo, pero desde luego, más barato, que el que pronuncia permanentemente el mandatario nacional.

Nada nuevo y como siempre, aparecieron las justificaciones por no haber hecho lo suficiente, primero, porque lo mismo, también de siempre, que no hay recursos, porque se los llevaron los anteriores funcionarios de la Secretaría de Salud.

Desde luego, y esto nadie se los puede negar, es el interés de los empresarios integrantes de Semillero empresarial, para fortalecer algunas relaciones con el sector público, en especial con el responsable de la salud, ya que se espera que pronto haya la oportunidad de que se puedan licitar algunas obras en las cuales participar. Y no solo eso, sino también en otros aspectos de los servicios que requiere la dependencia gubernamental.

En este sentido, hasta se reconoció la labor que se ha realizado en materia de salud, donde los veracruzanos en general, ni siquiera se han enterado, más cuando acuden a buscar apoyo médico que ahora hasta se les cobra, porque el famoso programa del seguro popular, ya ha desaparecido y ya no se presta ninguna atención en este sentido, salvo que se pague la cuota correspondiente, como sucede en algunos hospitales, como el Centro de Especialidades Médicas, en esta ciudad de Xalapa. Capital del Estado de Veracruz.

--------------------

ABOGAN POR EL SEGURO POPULAR.

SEIS EX SECRETARIOS nacionales de Salud, han externado su preocupación por los deseos de sustituir al Seguro Popular, por otras estrategias de la nueva administración en materia de salud.

Los que ya fueron responsables de esta importante área a nivel nacional, se han puesto en el papel de defender este programa por considerarlo idóneo para seguir prestando el servicio médico a la mayoría de habitantes de este país que no tienen seguro social ni tampoco otro tipo de prestación médica que les pueda servir para cuando lo necesiten.

Sin embargo, lo que no saben o si lo saben no quieren entenderlo los ex Secretarios de Salud, es que este es un programa que no pertenece a la cuarta transformación y que por esa sola razón, tiene que desaparecer, aunque mucho de bueno tenga y que sea, además, un programa que se aplica en la mayor parte del mundo.

Todo lo que huela al pasado, tiene que desecharse. Ese es el camino que se tiene que seguir para que de aquí en adelante, solo los programas autorizados por el Presidente, puedan ponerse en práctica, aunque no tengan ninguna razón de su existencia.
El Seguro Popular, como todas las obras de gobiernos anteriores, simplemente no sirven y tienen que desaparecer, aplicando otros, que más costos representen, pero que pertenezcan a la nueva forma de gobierno y a la nueva administración nacional.

Aunque los ex Secretarios de Salud, se hayan reunido y discutido este problema, nadie los escuchará, porque el voluntarioso gobierno de ahora, no lo permitirá.

---------------------

LA PRUEBA.

ESTE DOMINGO, sin duda, el priismo nacional probará que está vigente y que sigue interesado en el rumbo que pueda seguir el tricolor, luego de que ha llegado la hora en que la militancia reconocida en todo el país, tenga que elegir al nuevo dirigente nacional.

Se mueven, como se sabe, infinidad de intereses políticos en esta elección, por lo que hasta peligrosa se ha considerado esta participación de los priistas de todo el territorio nacional.

Sin embargo, como también se ha dicho, esta es una nueva oportunidad que se le presenta al PRI nacional, para demostrar que tiene fuerza y que puede, todavía, ser factor importante en la lucha política por los espacios de que se disponen en la vida política del país.

No se sabe, ni siquiera se quiere especular sobre quién recaerá la responsabilidad de conducir los destinos de esta organización política, aunque mucho se habla de que el famoso “Alito”, podría llegar, sano y salvo, a la meta establecida.

-------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx



CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio