Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Desde la Veritas Cruz
EL IRREPETIBLE TSUNAMI GUINDA
Adolfo Roberto Pérez Valdés
Jun 27, 2019 / 02:36
Un festejo superfluo.
El desplome del voto.
La ciudadanía fantasma.


Este criterio editorial se le dedica al colega Ruperto Portela Alvarado,

Ínclito miembro de la Asociación de Columnistas de Chiapas.

Heroica Ciudad y Puerto de la Veracruz. 26 de junio de 2019.- Nuestro paisano y presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, enfático nos comunica que ante los amagos verbales del Amo del Norte, el POTUS (acrónimo President Of The United States) Donald Trump, asume una conducta prudente.

Esta actitud prudente es la única viable y posible (conforme a los parámetros del pensamiento político mexicano) ante la hegemónica potencia continental.

El Amo del Norte, el POTUS Donald Trump ha impuesto la agenda programática de controlar el incesante y multitudinario flujo migratorio indocumentado de las naciones centroamericanas.

Trump es congruente y consecuente con sus propósitos ya conocidos desde que era candidato.

Nuestra nación y economía maniatada no tiene otra alternativa más que conducirse prudentemente.

La prudencia ante el Amo Imperial del Norte y máxima potencia bélica del orbe, este es el presupuesto político conceptual del titular o responsable del Poder Ejecutivo Federal mexicano.

Pero también Andrés Manuel López Obrador, nuestro paisano y Apóstol de la Honestidad ha dicho con reiteración y énfasis que la mejor política exterior es la interior.

Sin embargo, el propósito anunciado de festinar, celebrar o conmemorar el primer aniversario de su insólita, extraordinaria e inédita victoria en las urnas no empata con una actitud prudente.

El tiempo del festejo y de la celebración por el contundente triunfo se cumplió en su momento, podría considerarse una conducta imprudente reeditar la celebración del Tsunami electoral guinda del 2018.

Existe en nuestro territorio, particularmente en las fronteras, una insoslayable emergencia humanitaria resultante del incesante éxodo centroamericano.

La catástrofe espiritual y económica centroamericana expulsa a miles de seres humanos de sus hogares originales. Huyen del hambre y de la muerte, es una reedición del escape hebreo de hace milenios encabezado por Moshe, Aarón y Marian.

Pero el éxodo centroamericano y caribeño no tiene un horizonte promisorio o una real tierra prometida, los Estados Unidos de Norteamericana han decidido cerrar sus fronteras.

El POTUS Trump y tras él millones de votantes que le respaldan, sean demócratas o republicanos, repelen y criminalizan abiertamente a los migrantes indocumentados centroamericanos, mexicanos hasta caribeños.

Ya tienen una etiqueta para nosotros; la Amenaza Café.

No obstante, la imprudente convocatoria de nuestro paisano Andrés Manuel (el Profeta, Emisario o Mensajero del Bienestar Mediano) para festinar el primer aniversario del Tsunami electoral guinda, puede convertirse en un distintivo inmoral, pues dicho festival estaría en medio del desarrollo o curso de la emergencia humanitaria de las masivas migraciones de Centroamérica y el caribe.

Todo parece indicar que Andrés Manuel (Padre de la Cuarta Transformación y Prócer Demócrata de la Libertad de Expresión) no está considerando el brutal desplome o significativa baja de la votación en la pasada jornada electoral, que se verificó en varios estados. Las estimaciones o resultados indican que los votantes no rebasaron el cuarenta por ciento de los electores registrados.

Esa es una señal insoslayable de que el Tsunami electoral guinda del 2018 no se repetirá.

Ya no existe en la sociedad mexicana un ser humano con el perfil de Andrés Manuel. Sólo Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, tendría esa capacidad de convocatoria en una sucesión presidencial.

Como nuestro paisano, el michoacano ha sido líder social y tres veces candidato presidencial, y dos veces gobernante, la primera en Michoacán y la segunda en la Ciudad de México.

Al mismo tiempo esta señal (el desplome de la votación o la ausencia/abstención de más de la mitad de los electores registrados para sufragar) presenta áreas de oportunidad para evaluar o auditar a la persistente Ciudadanía Fantasma.

Es decir, aquellos electores o ciudadanos que solo se registraron en los listados por tener únicamente su credencial como instrumento de identificación. Es preciso una depuración emergente de los listados de electores. Y de esa manera reducir los onerosos presupuestos del Instituto Nacional Electoral.

A pesar de todo y aunque sea superfluo, el festival del primero de julio se hará.


CD/GL

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio