Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
Línea Política
¿Y la sobrepoblación?
Agustín Contreras Stein
Jun 17, 2019 / 15:00
HASTA AHORA, el gobierno federal, ha pretendido llevar a cabo diversos proyectos de grandes inversiones como es el caso del Aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas, y el famoso Tren maya, entre otros. Sin embargo, hay pendientes que también merecen prioridad, como es el asunto de la sobrepoblación que tiene el país y que hasta ahora no se ha hablado de ningún programa destinado a buscar soluciones a este problema que, finalmente, es uno de los más graves que están incidiendo en la falta de seguridad, una economía estable y lógicamente, un crecimiento sostenible, así como en tantos otras adversidades por las cuales pasa el gobierno federal y sus respectivas entidades.

Se busca por todos lados, solucionar, por ejemplo, el problema de la inseguridad, pero no se han estudiado los orígenes de este fenómeno social, puesto que al mismo tiempo que debiera enfrentarse las principales manifestaciones de lo que está sucediendo, también sería conveniente iniciar las actividades de una estrategia bien definida para modificar el crecimiento poblacional, que al parecer, no tiene control alguno, después de que hemos visto que en tan solo unas cuantas décadas, el número de habitantes ha crecido considerablemente, pues en estos momentos ya debe andar rondando por los cieno treinta millones de mexicanos, que como todos sabemos, demandan constantemente diversos servicios para poder vivir dignamente, amén de los graves problemas sociales que se generan por estas demandas.

Ya hemos señalado en otras ocasiones como la sobrepoblación esta minando, propiamente, la capacidad económica del país, pues cada día se requieren grandes cantidades de recursos para poder satisfacer todas las necesidades, entre ellas y la destacamos por su importancia, la que se refiere a la salud, pues tan solo una de las instituciones que tiene a cargo esta responsabilidad, como es el Seguro Social, se las ha visto negras, como se dice popularmente, para poder proporcionar este servicio de médico y medicinas, lo que hace unos cuantos años, con menos población en el país, se podía cumplir sin ningún problema.

Evidencias de la gran sobrepoblación que tiene México, se dan de diferentes formas, pero de manera especial, en los grandes índices que se han alcanzado en materia de inseguridad, provocada por la violencia que no para y que cada día es mayor, al grado de que ahora, ni en su propia casa se está seguro. A todo esto que de por sí ya es un grave problema del cual todo parece indicar que será difícil salir, se pueden enumerar todas las necesidades que tiene la población en todo el territorio nacional, por lo que ahora, la desesperación comienza por cundir en todos los espacios y en todos los sectores de la población, porque ni la policía ya es capaz de poder garantizar la tranquilidad de la población, debido a que cada día esta violencia crece y crece y los elementos policiacos ya no alcanzan para cubrir las necesidades de vigilancia en ninguna parte y por lo tanto, estos cuerpos de seguridad, se han visto rebasados considerablemente.
El problema mayor, en conclusión, es la sobrepoblación, la cual tiene que ser controlada, porque en pocos años ya no se podrá hacer nada ala respecto, ya que el país se verá envuelto en una guerra interna, donde cada quien tenga que luchar por un pedazo de pan o por un frasco de medicina, pues aunque las farmacias puedan tenerlo en existencia, no habrá recursos que alcancen para comprarlos, como ya se está viendo en algunas zonas de la entidad veracruzana, y del país, donde la pobreza impide ya a la población castigada con esta condición social, poder adquirir un medicamento cualquiera, menos aquellos que sirven para tratar enfermedades de alto riesgo.

Poco se ha tocado el tema de la sobrepoblación y esto es demasiado preocupante, porque se están atacando los efectos, pero no las causas, por lo que puede considerarse también, que no hay interés alguno en prevenir el futuro del país, garantizando la seguridad de las personas y sus bienes, la estabilidad económica de una población controlada y la prestación de los servicios adecuados para poder vivir.

Debe, sin duda alguna, hacerse a un lado los intereses políticos y trabajar por una nación más estable en todos los sentidos, de tal manera, que alguna vez, de nueva cuenta, se tengan los momentos de paz y tranquilidad de las cuales venía gozando, hasta hace unos cuantos años, toda la población de México, donde la delincuencia existía, pero estaba controlada también, porque no se necesitaban tantos elementos policiacos, ni tantas estrategias que dieran resultados positivos.

Por ahora, México, ha entrado ya en el sombrío panorama de la devastación, fenómeno que no se ha advertido, por las ocupaciones que tiene el gobierno en otros intereses políticos de supervivencia en el mando nacional y estatal, pero que tarde o temprano, tendrán que enfrentar y que se espera que sea, todavía, a tiempo, antes de que el país se les deshaga en sus propias manos.

-----------------------

HASTA AHORA, EL GOBERANDOR del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, no se ha detenido en atender las recomendaciones de muchos sectores de la población, principalmente a través de las opiniones vertidas en los medios de comunicación, sobre la necesidad que tiene de reconfigurar su gabinete o su equipo de colaboradores, para poder hacer lo que tiene que hacer y trascender con su gobierno.

No se le niega capacidad, aunque sí, de alguna manera, la experiencia que es necesaria para gobernar, porque hay que comprender que no se trata de enchílame una, sino de poner toda su voluntad, todas las virtudes que puede tener un ser humano para conseguir las metas que se fije, pero que, necesariamente, tendrá que hacer uso de la razón para poder discernir entre lo bueno y lo malo.

Por eso, cuando ya van transcurriendo siete meses de su administración, lo más prudente es que haga la primera evaluación de su gente, pues el pueblo está pendiente del cumplimiento de lo que demanda, sobre todo, en estos tiempos de grandes necesidades públicas.

Y aunque parezca que se insiste demasiado, lo que se hace en nuestro caso solamente es recoger las opiniones de la gente y una de ellas es precisamente en la coincidencia de que ya es tiempo de que revise quién o quiénes le están dando resultados, ya que está de por medio su propio éxito gubernamental. Ya se han señalado, conforme ha pasado el tiempo, las áreas donde hacen falta cambios para poder enfrentar las propias necesidades de su administración.

De que hay calabazas podridas e incrustadas dentro de su gobierno, las hay, solamente hace falta detectarlas, lo que no sería difícil tomando en cuenta que todos los días, las propias opiniones de la sociedad, se lo indican.

--------------------------

ESTAN TOMANDO FUERZA las versiones de que algunas zonas de la ciudad, los habitantes están pensando en armarse par poder defenderse de las agresiones de que son objeto por parte de la delincuencia, lo que resulta preocupante porque se podrían generar mayores problemas de los que ya existen.

Sin embargo, la desesperación de la gente está generando estas opciones ante la imposibilidad de que la propia policía pueda actuar, ya que como se ha manejado continuamente, todo parece indicar que la delincuencia se encuentra tan organizada que ya ha logrado rebasar cualquier acción de seguridad impuesta por el gobierno.

Hay zonas de mayor incidencia de delitos como robos, asaltos, violaciones y agresiones en general, donde ya está siendo imposible solucionar el problema con la sola presencia de la policía. La sociedad comienza por actuar en estos casos, aunque sus decisiones podrían ser contraproducentes, por lo que es necesario informar adecuadamente a estas personas para no caer en este tipo de provocaciones.

Las autoridades municipales, tienen que prevenir estas decisiones cuanto antes, es decir, evitar acciones de la población en contra de la delincuencia donde surjan las armas como una estrategia inadecuada.

------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@yahoo.com.mx

CD/YC

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio