Boca del Río, Veracruz, México Lunes 22 de octubre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Abr 16, 2018 / 21:12
Las jícaras fortalecerían al campo mexicano: Semarnat
Las jícaras fortalecerían al campo mexicano: Semarnat
Ciudad de México.- El árbol de las jícaras o “Árbol Sagrado de los Mayas” es un ejemplar con un potencial de aprovechamiento sustentable que podría fortalecer al campo mexicano, destacó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En su blog de internet, la dependencia refirió que la “Crescentia alata” o “cujete”, conocida como jícara o jícaro, tiene un gran arraigo en México, Centro y Sudamérica, y cuenta con un alto potencial de aprovechamiento, además de ser resistente a plagas y condiciones climáticas.

Entre sus usos más conocidos está el de su fruto redondo, leñoso, liviano, liso y de alta resistencia a las condiciones ambientales, plagas y enfermedades, el cual se llama totuma, jícara o tapara, cuatecomate, güiro o guaje cirial.

Su uso data de tiempos precolombinos, y se le aprovecha en la artesanía y en la medicina tradicional, el forraje, la música y la juguetería, dadas las características que presenta y que permite una alta maniobrabilidad.

Por esa razón sus frutos suelen ser ornamentados con figuras en relieve que evocan la biodiversidad o simples figuras geométricas, y en ellos suelen servirse bebidas típicas como el pozol, el téjate o la horchata de morro, el café, el atole, el chocolate o el mate, incluso bebidas espirituosas como pulque, mezcal o tequila.

Además, sus flores suelen ser de color blanco amarillento o blanco verdoso y se abren al caer la noche, de sus semillas se extrae un aceite comestible muy nutritivo, o se tuestan y se muelen con canela para preparar una bebida curativa.

No por nada la medicina tradicional usa el guaje cirial por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias para aliviar afectaciones respiratorias como la tos, el asma y la tuberculosis, entre otras.

Como medicamento se prepara en jarabe o infusión, además de que también se hacen preparados con la flor y el fruto, o bien el fruto macerado en vino tinto o blanco, además de que por tradición el jícaro se usa para curar diarreas, alopecia, “susto, indigestión y úlceras”.

Incluso se utiliza para el dolor de oído, padecimientos hepáticos y renales, insomnio y hernias inguinales, y se usa como antídoto para mordedura de serpientes, mientras que en la medicina moderna ve en el epicarpio del jícaro una opción natural para implantes craneales.

Además, se ha descubierto que las vacas que consumen la pulpa del jícaro producen una leche más sabrosa y cremosa, mientras que estudios científicos confirman que su corteza es fuente viable para elaborar etanol no tóxico.

La Semarnat destacó que actualmente los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero Michoacán, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Yucatán cuentan con una amplia distribución de esta especie de la familia de las bignoniáceas.

Entre otras de sus bondades, destaca que las raíces se anclan en suelos empobrecidos, a los que enriquece con sus hojas a lo largo de sus 100 y hasta 200 años de vida.



Notimex



CD/GL

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio