Boca del Río, Veracruz, México Viernes 14 de diciembre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Ago 24, 2016 / 06:01
Efemérides del Periodismo Mexicano: José Negrete
Redacción
Abogado, escritor y periodista, murió el 24 de agosto de 1883 en Tepic, Nay.; nació el 29 de enero de 1855 en Bruselas, Bélgica.

En su corta vida destacó por sus escritos lerdistas, por haber escrito una obra, Memorias de Paulina, que fue prohibida por la censura, y por haber sido novio de Carmen Romero Rubio, quien después se desposaría con el presidente Porfirio Díaz.

Llegó a la ciudad de México a los once años de edad, se recibió de abogado en 1876 y se integró a las filas de Sebastián Lerdo de Tejada, que fue presidente de México tras el fallecimiento de don Benito Juárez y que tuvo que exiliarse del país por el levantamiento de Porfirio Díaz.

En la primera, en la ciudad de México fechada el 15 de enero de 1879, Romero Rubio le dice al ex presidente desterrado en Nueva York:

Ha coincidido con mi llegada, la aparición de EL REPUBLICANO, y esto ha dado margen a que me ataquen emboscadamente en LA LIBERTAD, periódico espléndidamente subvencionado por Díaz. Políticamente dirige ese diario Jorge Haneken y Mejía, SECRETARIO ÍNTIMO del llamado presidente.

Esto me hace sospechar que éste impera y ordena esos ataques; y si lo hace, es que me teme. Por su parte, EL REPUBLICANO no se queda corto, pues ya conoce usted los bríos con que hiere la pluma de José Negrete y otros muchachos de su temple.

Es conveniente que usted escriba a Ramón Guzmán para que proporcione a éstos algún dinero, pues los vine a hablar en estado lamentable; son unos admirables instrumentos, y juzgo que con poco dinero quedarían satisfechos.

Poseyendo lo suficiente para disiparlos en sus vicios, los tendremos sumisos a la disciplina y prestos para la embestida.

Hago a usted una especial recomendación para que no suceda con ellos lo que con Bulnes , quien no teniendo suficiente MONEY para rodar en las cantinas y mancebías, ha aceptado el nombramiento de jefe de Hacienda en Cuernavaca.

Hemos perdido una buena pluma por unos cuantos pesos, pues me dicen que por habérsele rehusado cincuenta se pasó al porfirismo. El periódico DON GREGORITO, de Juan de Dios Aria, ha muerto por falta de subvención; vino a pedírmela, pero yo se la rehusé, debiendo consagrar todos los fondos a EL REPUBLICANO. Villadita lo imprime pero es un partidario tan original, que cuando se les deja de pagar un número, se rehúsa a imprimir el siguiente.

No sé si se sostendrá con sus propias subscripciones; Agustín R. González, que viene con frecuencia a pedirme dinero, dice que sí; pero arguye que Peniche y Gochicoa se distribuyen amigablemente las utilidades.

En la otra carta, el 5 de octubre de 1878, Carmen Romero Rubio le dice a su padrino:

Sabe usted que en este año debía haberme casado con Pepe Negrete y así lo acordaron entre usted y mi papá y el señor don Pedro Celestino [padre de José Negrete]. Esta unión que los dos tanto hemos deseado, no se verificará este año y mucho temo que ni el siguiente. Papá es muy bueno, no opone obstáculo a nuestro amor, lo único que dice, y tiene razón, es que Pepe no tiene una carrera definida. Es abogado, pero ¿de qué le sirve la profesión si no hay nadie que lo proteja? Porque papá ha perdido toda su influencia y no puede hacer nada por él. Como periodista mucho menos, los escritores están muy desprestigiados aquí, y no puede ganar lo necesario para mantener decentemente una familia. ¡Y no puedo vivir sin él! ¡Es un pedaazo de mi alma! El otro día lloré mucho toda la noche porque cuando él vino a verme, noté que venía algo trastornado por el vino.

Esto me horrorizó y he prometido a la Virgen del Carmen ayunar durante tres días para que vuelva a suceder esa horrible cosa. Me ha jurado no volverlo a hacer, pero yo he perdido mi tranquilidad y no me siento bien de salud…

En Museo Literario dos (1986), Fernando Tola de Habich alude a Memorias de Paulina, de José Negrete, que motivó un juicio de imprenta al cabo del cual el editor, Jorge S. Ainslie, fue condenado por el Jurado de Sentencia a un mes de prisión como “responsable del libelo que fue declarado inmoral”.

También José Negrete fue autor de Historias de color de fuego (1875), La niña mártir (1878), La mujer verdugo (1878) y Memorias de merolico (1880).

CD/YC

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio