Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del R�o, Veracruz:
En la mira
Duartistas. Las barbas a remojar
Silverio Quevedo Elox
May 31, 2019 / 11:42
Con Tomás Ruiz son ya tres los secretarios de Finanzas que fungieron con Javier Duarte, Antonio Gómez Pelegrín, actualmente prófugo de la justicia, y Mauricio Audirac Murillo, y sobre los que pesa una orden de aprehensión
Ante esto, sin duda, que el desorden financiero encontrado debe ser prioridad para enderezarlo por parte de la nueva administración morenista, tanto en Veracruz como desde el gobierno federal. Y en el caso del estado, buena parte de ese peso recae en un conocido ex funcionario en el DF, durante el gobierno de López Obrador, José Luis Lima Franco.

Otro que tiene el peso, no literal, sino de la administración y las finanzas, es Eleazar Guerrero, puesto que su área es estratégica, planeación, proyección de gastos, y el absoluto y estricto control de lo que se gastará el gobierno y el ahorro incluso de los mismos es su verdadera función.

Se sabe que el ex priista tiene todas las confianzas del gobernador Cuitláhuac pero muchas voces, incluso con pelos y señales, dan cuenta que está más preocupado por otros intereses de acopio personal que por administrar cada peso que sale de la misma. Columnistas han dicho que los tratos son de diez quince o veinte por ciento.

Este jueves renunció el subsecretario Pavel, y podría decirse que ha preferido abandonar el barco, puesto que debe estar consciente de la responsabilidad que implica esa área dentro de un gobierno con tanto retos enfrente como es del actual.

Con Yunes fueron dos años en una simulación –el boquete se hizo más grande- de atender el desastre financiero del que se le acusó a Javier Duarte pero que comenzó con Fidel Herrera, y por el que ahora deberán enfrentar a la Justicia más de sus colaboradores. Los tres arriba mencionados y el subsecretario Gabriel Deantes, así como el tesorero Tarek Abdalá ya no tienen para donde hacerse.

Por ello los actuales responsables de las finanzas estatales deben ponerse alertas y hacer las cosas bien.

NO ES SORPRESA, SINO INACCIÓN

Lo que poco se ha dicho es que las denuncias contra los duartistas fueron presentadas desde el 2015, cuando se conoció del caso de las empresas fantasmas luego vinieron más de estas “fachadas” que salieron a flote en el 2016.
Las querellas se presentaron por el Orfis desde Luis Ángel Bravo siendo Fiscal, y que por obvias razones en el último año de Duarte durmieron el sueño de los justos.

Apenas entró al cargo el Fiscal Jorge Winckler y fueron inmediatamente reactivadas pero no para sancionarlos por los delitos cometidos sino para exigirle que devolvieron lo “robado”. Tanto que esos expedientes fueron un brazo ejecutor para el tan multicitado “vómito negro”. Por ello, no procedieron y por eso hoy las órdenes son federales.

Es decir, la Fiscalía guardó entonces los expedientes, que la Auditoría Superior de la Federación interpuso en la entonces PGR y éste vino a quitársela de las manos prácticamente a Winckler y al gobierno de Yunes pues sabían que estaban siendo usadas para presionar a los duartistas.

También en el altiplano decidieron “guardarlas” por un momento, y es en los primeros meses de la administración de AMLO cuando han sido desempolvadas librando las ya conocidas órdenes de aprehensión.

Para no quedar en evidencia, Winckler se ha colgado del milagrito y se ha metido mediáticamente en el tema, pues lo único que le queda es anunciar que vienen más órdenes de captura contra duartistas, pero fueron las que en la instancia estatal jamás fueron ejecutadas, y por ello ahora lo hace el orden federal.

TOMÁS RUIZ. LE APRETARON EL BOTÓN

Fue en noviembre de 2018, a unos días que el presidente AMLO asumiera el poder, cuando Tomás Ruiz, el primer secretario de Finanzas en el gobierno duartista, y como si no tuviera cola que le pisaran, se quiso ufanar de sus conocimientos de economía y financieros, de sus relaciones, y se lanzó contra el gobierno de AMLO en un audio en el que dijo al país le esperaría algo catastrófico y horrible.

Entonces el también ex director del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ex titular de la Lotería Nacional y de Banobras, Tomás Ruiz, puso a temblar a varias personas que recibieron un audio de WhatsApp del ex funcionario donde asegura que, después de entrevistarse con personal bancario, altos ejecutivos, que veían para el sexenio de Andrés Manuel López Obrador que “el panorama económico será horrible”.

Aquellos vaticinios los hizo según él, tras un desayuno con uno de los principales ejecutivos de uno de los dos bancos más grandes en México, donde aseguró que el equipo de Morena “no tienen idea de qué hacer”.

“Me dijo literalmente, Tomás, son horribles, no tienen idea de dónde apretar el botón de despegar. No saben por dónde empezar (…) nos va a cargar la chingada, no tienen la menor idea de qué hacer”. “Ya en los bancos, en las áreas de análisis que no son México, sino en Nueva York, Londres. Pues están viendo ya una escenario de tipo de cambio en los próximos 12 meses entre 23 y 25 pesos fácilmente”.

Ya van seis meses , la mitad del plazo, y el dólar sigue sin variación notoria, a ver si no se le convierten al ex funcionario los 23 ó 25 pesos que vaticinó en ese momento, en años de cárcel por lo que ahora le reclama la Auditoría Superior.

CD/YC

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio