Boca del Río, Veracruz, México Lunes 22 de octubre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del Ro, Veracruz:
Línea Política
La última esperanza
Agustín Contreras Stein
Abr 16, 2018 / 17:35
LOS PRIISTAS de Veracruz, tienen, todavía, una última esperanza, después del duro golpeteo que ha tenido su partido, el tricolor, organización política, que sin deberla, la han arrojado, prácticamente, al cesto de la basura.

Esa esperanza, tiene nombre y se llama Pepe Yunes, personaje, que como tantas veces se ha dicho, no tiene cola que le pisen, ni por sus adversarios políticos, ni por nadie de los que ven en el PRI, a un partido desahuciado.

Efectivamente, el político de Perote, siempre quiso ser candidato a la gubernatura del Estado, por el solo hecho de llevar en su historia política este honor y por servir, desinteresadamente a su pueblo, a su gente y volverlo a colocar en el sitio que le corresponde dentro de todo el ámbito político, histórico y cultural, del país.

Todos coinciden en que Pepe Yunes, es el mejor candidato, pero no el mejor partido político que lo postula y en este sentido, habría que hacer una amplia reflexión:

El PRI, es una organización política, en la cual han militando miles de destacados personajes que ahora forman parte de otros partidos políticos. Con él y del él, se han beneficiado innumerables generaciones de políticos que llegaron a ocupar puestos de elección popular de gran trascendencia. Para el caso se podrían citar a muchos veracruzanos, que ahora detestan la fuente de sus innumerables riquezas y que viéndolo tirado en la lona del desprestigio político nacional, lo abandonan, como lo abandonaron otros muchos más, antes de que comenzara a hundirse.

El PRI, se insiste, en una organización política que nada tiene que ver con el actuar de sus militantes, de aquellos que aprovecharon el respaldo de sus siglas para enriquecerse y hacerse multimillonarios.

Nadie, incluso de los que ahora forman parte de otras filas políticas, pueden tirar la primera piedra, pues saben bien que contra el PRI, el partido que alguna vez los encumbró, nunca tendrían un mínimo de razón. No es pues, el PRI, el que ha hecho daño, sino quienes se aprovecharon, entre ellos, el equipo de políticos encabezados por Javier Duarte de Ochoa, y de muchos que estuvieron antes en el poder, siendo todavía, priistas.

La mayor parte de la militancia actual de otros partidos políticos, como el PAN, el PRD, y Movimiento Ciudadano, incluyendo a los propios dirigentes de Morena, antes fueron priistas, dirigentes de este partido, que al no satisfacer sus apetitos personales, se refugiaron en otras siglas para seguir teniendo la posibilidad de acrecentar sus fortunas. Ese es el pago que ahora le dan al que fue su partido político, al que defendieron a capa y espada, al que prometieron, incluso, muchas veces, no abandonarlo nunca, pero como las palabras se las lleva el viento, es la hora en que los priistas que quedan, observan con tristeza y decepción a la deserción que sufre esta organización en momentos críticos de la política veracruzana.

Por eso, los priistas, que son muchos todavía, tienen en Pepe Yunes, a la última esperanza de que su partido se renueve, se convierta una vez más, en una fuerte organización política que siga siendo en el futuro, la que impere, no por capricho del poder, sino por el convencimiento que haga de sus más caros propósitos.

Tanto para el PRI, como para las organizaciones en general, la política actual es complicada. Se requiere de buenos líderes, de buenos dirigentes y de buenos proyectos políticos para salir adelante. Eso es lo que debiera hacerse en campaña y no seguir utilizando la denostación para hacerse de votos. Los principios de un partido, son los principios de los hombres que lo integran y eso es lo que cuenta ante la presencia ciudadana.

Cuando se habla de la última esperanza política, es porque, después de Pepe Yunes, difícilmente habría personajes de su talla para poder enderezar este barco que se llama Veracruz. Tendrían que pasar varios años para que la entidad veracruzana, volviera a tener a un hombre de la talla del político de Perote. Esto lo saben sus propios opositores, pero en política, esto no se admira ni se reconoce por nadie.

En política, como en el caso de Colosio, hasta la muerte, juega su papel preponderante.

----------------------

NO SE DESCARTA que antes de que comience la campaña política, Pepe Yunes, como candidato del PRI, a la gubernatura del Estado, imponga sus propias condiciones y ponga sobre la mesa sus propias decisiones.

Sí, ante los difíciles momentos que se viven en política, Pepe Yunes, podría meter las manos directamente para poner el orden. Los acuerdos dieron malos resultados y ya se vio que una repartición de posiciones ha puesto en serios aprietos a su partido, y consecuentemente, hasta a su propia candidatura.

No se extrañe, pues, que en los días que faltan para que se inicie el trabajo proselitista, haga cambios en su equipo, modifique estrategias y proponga, directamente, los senderos que deba recorrer en su propia campaña.

Harán falta muchas cosas y seguramente que Pepe, ya las tiene bien pensadas, pues sabe bien que esta vez se juega su prestigio personal, su trabajo político de tantos años, su esfuerzo permanente que lo ha llevado a mantener su presencia positiva en todo el territorio estatal y sobre todo, la histórica oportunidad de llegar a ser el Gobernador del Estado, y cumplir con todas las expectativas que ha creado en todos los veracruzanos.
No se sabe, todavía, donde se iniciaran los trabajos políticos de su campaña, aunque hay la presunción de que podía ser Perote, precisamente, tierra que lo vio nacer, que lo ha visto trabajar, que lo ha visto crecer y que lo ha visto aspirar.

--------------------------

SE DICE QUE DE GANAR PEPE Yunes, la gubernatura del Estado, tendría, entonces graves problemas para la aprobación de sus programas y proyectos, debido a que, seguramente, la mayoría de distritos electorales locales, se perderán en la próxima contienda electoral y los legisladores que hasta ahora, aparecen como seguros inquilinos del Congreso local, no aportarían gran cosa para poder defender estos propósitos.

El asunto pinta mal desde ahora, en la futura legislatura del Estado, ya que muchos de los candidatos que hasta ahora ya se han registrado, podrían no tener la respuesta positiva de sus electores, dejando, entonces, estos espacios para otros partidos políticos que no dejarían trabajar al nuevo gobernante.

Esto, desde luego, que no sería privativo del caso PRI, y su candidato Pepe Yunes, sino de todos los partidos que buscan alcanzar la gubernatura del Estado, pues todos son, en gran parte, personajes desconocidos que no ofrecen garantía de una buena actuación legislativa.

------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx


* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.



CD/GL
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio